KASHIWARA: dejamos el hormigón para conocer la zona rural.

KASHIWABARA : por los caminos de Shiga.

Dejamos apartada por un momento la urbe para dirigirnos al interior del país, zona mas rural y menos conocida, este caso era un pueblo llamado Kashiwabara, en la prefectura de  Shiga. Habíamos encontrado una familia que nos ofrecía alojamiento por el portal de  coachsurfing .

Hideo, Hu y su hija de dos años nos esperaban, vivían en el centro del pueblo, en una casa típica de la zona, rellena de madera y muy espaciosa, en la entrada de esta, tenían una tienda de productos ecológicos que importaban desde internet.

Hu procedía de Tokio, había huido de la megapolis de cemento para adentrarse en zona rural y poder cultivar los propios alimentos para su autoconsumo, tenían un campo en las afueras donde plantaban arroz y verduras.

Hideo era del pueblo pero, un día marcho a Tokio donde vivió durante bastantes años hasta que decidió volver a su pueblo natal y poder dedicarse a su hija, al cultivo y disfrutar de la tranquilidad del entorno.

Desde el primer momento se mostraron serviciales con nosotros, nos ofrecieron una típica cena la primera noche.

 

Desde allí aprovechamos a visitar el cercano lago Biwe, lago extenso en el que e ubican muchas ciudades como la de Nagahama, que visitamos; Esta ciudad posee un centro que vale la pena visitar: templos, calles estrechas y una construcción característica de esta zona con casas de madera y tejados en forma de templos imponentes.

El resto de días que estuvimos con ellos los dedicamos a seguir su ritmo y adaptarnos a ellos, así nuestros peques se quedaron más tranquilos, fuimos a visitar los campos que cultivan, el pueblo y un templo de más de mil quinientos años de antigüedad.

 

Pese a tener una cultura tan distinta y estar tan lejos con la familia de Hideo nos mostramos con muchas cosas en común.

Esto era otro Japón, apartado de los consumos de las ciudades, lejos de las rutas de los trenes bala y  dirigido aun público fuera de las inquietudes turísticas, pero esto tenia la recompensa de poder conocer la autentica vida en el medio rural de este país, sobretodo cuando en ese entorno habían pequeños para poder compartir su juego.

 

 

 

 

 

Anuncios

Un pensamiento en “KASHIWARA: dejamos el hormigón para conocer la zona rural.

  1. Hola chicos! Veo q estáis disfrutando del viaje de una forma diferente y tranquila. Alejados de las grandes rutas turísticas. Me alegro que esteis disfrutando del viaje. Que tal Kiram, cómo se está adaptando a tanto trote? Y Dhara?
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s